POLITICA | Internacionales | 11/07/2015
El Parlamento griego aprobó por mayoría las propuestas del gobierno del primer ministro Alexis Tsipras y lo autorizó a negociar con los acreedores internacionales las nuevas medidas de austeridad y reforma en busca de un acuerdo con sus acredores.
La Oficina del Parlamento anunció que 251 legisladores votaron por "sí", 32 votaron por "no", mientras que 8 diputados se abstuvieron y 9 estuvieron ausentes, precisó un despacho de la agencia DPA.

El Parlamento votó un paquete de medidas económicas enviado previamente por el gobierno del país a sus acreedores y socios de la eurozona en un desesperado intento por obtener de ellos un nuevo préstamo de "rescate" financiero que evite la bancarrota y la salida griega del euro.

El plan promete recortes en jubilaciones y subas de impuestos a cambio de un rescate de tres años por 53.500 millones de euros y algún tipo de alivio de deuda, y aunque ya tuvo elogios de Italia y Francia, aún resta saber la opinión de Alemania y de otros países del euro de posición más dura hacia Atenas.