POLICIALES | Nacionales | 11/01/2016
El Gobierno de Santa Fe informó que los dos prófugos del triple crimen fueron detenidos.
El vicegobernador de Santa Fe, Carlos Fascendini, informó esta mañana que los dos prófugos del triple crimen que permanecían libres fueron recapturados en cercanías de donde ya había sido detenido el primero de ellos, Martín Lanatta.

"Le puedo decir que en este momento los otros están detenidos (...) Los dos prófugos están detenidos", dijo Fascendini a Radio del Plata durante el programa "Mañana Silvestre".

Fuentes judiciales confirmaron que el juez federal Sergio Torres ya recibió la confirmación sobre la identidad de los dos detenidos y prepara para las próximas horas el traslado de los recapturados a su despacho en Comodoro Py, donde serán notificados sobre las actuaciones.

Al parecer, el arresto fue en la zona rural de Cayastá, a poca distancia de donde se había producido la primera detención el sábado. Según la Policía, tenían un fusil FAL con 20 municiones calibre 7.62 y estaban "abatidos" por el cansancio.

"Los han detenido la tropa de operaciones especiales de la Provincia de Santa Fe. Esto es reciente", dijo poco después de las 8 el vicegobernador, en referencia a Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, los otros dos que escaparon de la cárcel bonaerense de Alvear.

El arresto se produjo en un molino arrocero, luego de que los sospechosos tomaran de rehén por pocos minutos al cuidador de la planta. Pero el hombre había tenido la precaución de pedir custodia policial ante la eventualidad de que se encontrara con los prófugos. Cuando los efectivos irrumpieron en una de las dependencias, sorprendieron a los delincuentes.

"Estaban armados, pero me trataron bien", dijo Franco Martín, el trabajador que estuvo cautivo algunos minutos.

"Los han agarrado a los dos. A mí me lo comunica funcionarios del Ministerio de Seguridad", insistió el vicegobernador Fascendini esta mañana.

En la comuna de Cayastá, los pobladores informaron a distintos medios que, al parecer, los últimos prófugos fueron detenidos en un silo, cuando habían reducido a un trabajador rural que se había acercado hasta el lugar para inspeccionar el sector, como parte de sus labores. Pero como toda la zona está bajo un fuerte operativo de seguridad, el hombre había tomado la precaución de acudir allí con un policía de la Provincia de Santa Fe.

En la planta se encontró con los dos prófugos, pero en un principio pensó que eran de Prefectura, por como estaban vestidos, según contó su mujer a Todo Noticias.

"Cuando no salía, no salía, el policía se da cuenta que pasaba algo...era porque se había encontrado con estos dos delincuentes", dijo un hombre que aseguró haber hablado con el hombre que estuvo en un breve lapso como rehén.

"Estaban con hambre. Nos dijo que lo trataron bien. Cuando entró la Policía no ofrecieron resistencia", dijo el hombre.

Según contó, la familia propietaria del silo está en Brasil de vacaciones y, cuando le pidió al trabajador rural que inspeccionara el predio, le solicitó que lo haga en compañía de la Policía.

Fuente: La Voz.