POLICIALES | Nacionales | 05/08/2015
Los empresarios rechazaron ser juzgados en los Estados Unidos, durante una audiencia en la que se los notific贸 de la llegada del pedido formal de extradici贸n a ese pa铆s bajo cargos de corrupci贸n en la FIFA.
Los empresarios Hugo y Mariano Jinkis rechazaron hoy ser juzgados en los Estados Unidos, durante una audiencia en la que hoy se los notific贸 de la llegada del pedido formal de extradici贸n a ese pa铆s bajo cargos de corrupci贸n en la FIFA.

Ambos concurrieron a los tribunales federales del barrio porte帽o de Retiro desde los domicilios donde cumplen arresto domiciliario, para asistir a una audiencia en el juzgado federal de Claudio Bonadio.

Seg煤n informaron fuentes judiciales, el tr谩mite incluy贸 la lectura de la documentaci贸n llegada desde Estados Unidos y la pregunta relativa a su deseo de atenerse a la extradici贸n.

Ambos respondieron que rechazan ser extraditados, por lo cual se abrir谩 ahora un proceso formal en la Justicia argentina para determinar si corresponde o no que Estados Unidos juzgue a los dos empresarios, acusados de haber pagado hasta 150 millones de d贸lares en sobornos.

Los nombres de Hugo y Mariano Jinkis (padre e hijo) aparecieron en las denuncias realizadas por el arrepentido Charles "Chuck" Blazer, representante de la Concacaf, quien acept贸 declararse culpable de crimen organizado y otros cargos ante una fiscal铆a estadounidense.

Los Jinkis son due帽os de la empresa Full Play Group S.A. y est谩n acusados por la Justicia norteamericana de haber participado de una red internacional de corrupci贸n vinculada a la FIFA para realizar lavado de dinero y fraude electr贸nico con los derechos de televisaci贸n de distintas selecciones de f煤tbol y torneos.

Los dos empresarios estuvieron pr贸fugos hasta el 18 de junio pasado, cuando se presentaron para entregarse en los tribunales de Comodoro Py.

Como disparador de la investigaci贸n de la justicia norteamericana, Blazer le dijo a un juez federal estadounidense que 茅l y otros funcionarios de la FIFA aceptaron sobornos a cambio de votar por Sud谩frica como sede de la Copa del Mundo de 2010.

Adem谩s, hizo referencia a la elecci贸n de Francia para el certamen de 1998 y de los derechos de TV, de la Copa Am茅rica 2011, y de las Copa de Oro de la Concacaf.

En esas denuncias, tambi茅n apareci贸 el nombre de Alejandro Burzaco, ex presidente de la empresa Torneos, acusado de aceptar pagar 110 millones de d贸lares en sobornos por los derechos de la Copa Am茅rica.

Burzaco fue extraditado desde Italia a Estados Unidos, en donde entreg贸 su pasaporte a las autoridades, lleva un dispositivo de monitoreo electr贸nico y no puede salir de Nueva York y Long Island, tras pagar una fianza de 20 millones de d贸lares para no permanecer preso, mientras contin煤a el proceso judicial.