AGRO | Nacionales | 18/02/2016
Lo anunció el presidente Mauricio Macri en Casa Rosada. Será retroactivo a enero.
Los salarios inferiores o iguales a $30 mil brutos mensuales dejarán de tributar el impuesto a las Ganancias con retroactividad al primero de enero último en el caso de un trabajador casado con dos hijos, anunció hoy el presidente Mauricio Macri en un intento por atenuar reclamos sindicales de cara a paritarias recalentadas por la inflación.

El jefe de Estado decidió apurar por decreto el aumento del mínimo no imponible de Ganancias, que tendrá un costo fiscal de unos $49.000 millones compartido entre Nación y Provincias, sin esperar al Congreso, pero no pudo tocar escalas de ese gravamen, ya que ese punto es potestad del Parlamento.

En paralelo, también anunció la ampliación del régimen de asignaciones familiares para que incluya a 1.200.000 chicos a partir de marzo, lo cual se produce también como consecuencia del cambio en Ganancias.

La ampliación de trabajadores exceptuados de Ganancias fue uno de los anuncios más esperados desde que arrancó la gestión y además era promesa de campaña, y contó con la presencia de miembros de gabinete, gobernadores y la primera plana de los referentes de gremios nacionales.

El Gobierno estimó que unos 180 mil asalariados dejarán de pagar el tributo, aunque como contrapartida muchos solteros pasarían a pagarlo por cambios en las franjas que se tomarán en cuenta ahora.

Al ser cifras en bruto, antes de los descuentos por jubilación y salud, los $30.000 se convierten en un salario de bolsillo neto de unos 25.000.

El anuncio llegó tras la reunión que Macri mantuvo la semana pasada con los dirigentes de las centrales obreras, que reclaman aumentos salariales superiores al 30% en los principales gremios.

El Gobierno estimó que la mejora del salario de bolsillo será de entre 9% y 22% para casados y solteros.

Macri puso como ejemplo que "alguien que ganaba 21.300 pesos netos pasa a ganar 26.600 pesos a partir del primero de marzo y retroactivo al primero de enero".

El alza del mínimo no imponible se realizará mediante un decreto pero por ahora no se tocarán las escalas, porque ese capítulo deberá ser votado por el Congreso.

Es que el presidente está facultado a incrementar los montos previstos en el artículo 23 de la ley de Impuesto a las Ganancias para "evitar que la carga tributaria del gravamen neutralice beneficios derivados de la política económica y salarial asumidas".

Sobre la extensión de asignaciones familiares, Macri señaló: "Queremos asegurar que los chicos tengan una mejor formación y crecimiento", dijo el presidente.

Y agregó que desde el Gobierno están "comprometidos en que los chicos tengan sala de 3 y 4, para lo cual necesitamos construir 3 mil jardines".

Macri dijo que es de "estricta justicia que aquellos que ganaban 21.300 pesos, cobrarán 26.600 pesos netos y retroactivo al primero de enero".

Aseguró que el Gobierno está "comprometido en reducir la inflación", y pidió "responsabilidad" a gobernadores y dirigentes sindicales.

"Estamos comprometidos en reducir la inflación con la mayor velocidad posible, porque afecta nuestra capacidad de crecimiento y el poder adquisitivo de nuestra gente", sostuvo el jefe de Estado.

"Espero que en el Congreso de la Nación podamos ahondar el cambió del debate y diálogo para ir mejorando y dar dinámica al crecimiento de nuestro país", enfatizó.

También indicó que "más allá de estas medidas a conciencia del momento que vivimos y el pésimo nivel histórico de déficit fiscal que recibimos la Argentina, lo importante es que hayamos entendido que somos un equipo más allá de los distintos partidos y todos juntos tenemos que dar respuesta".

Al respecto, afirmó que con los gobernadores tiene "más coincidencias que diferencias. Igual que con los trabajadores".

Macri encabezó el acto en presencia del jefe de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, quien se ubicó en la primera fila de invitados, junto con el jefe de Gobierno porteño y los gobernadores de Buenos Aires, Corrientes, Córdoba, Formosa, Río Negro, Neuquén, La Pampa, Jujuy, Salta, Entre Ríos y Tucumán.

Por el sindicalismo, los primeros en llegar fueron Omar Maturano (La Fraternidad), Roberto Fernández (UTA), Guillermo Pereyra (Petroleros), José Luis Lingeri (Sanidad), Gerónimo Venegas (UATRE) y Armando Cavalieri (Comercio).

Macri se dirigió a los "amigos sindicales", y aseguró que con "alegría" estaba anunciando "viejos reclamos de los argentinos y de los trabajadores", que estaban "en la agenda para revertir los efectos que la perversa inflación ha tenido en la comunidad".

Fuente: Cadena 3.