SALUD | Nacionales | 24/04/2016
Un decreto del municipio de la ciudad santafesina impulsa la evaluación de las pastillas, que son ilegales. ¿Naturalización?
La tragedia ocurrida en la Time Warp desató una multiplicidad de opiniones sobre el consumo de drogas y los mejores métodos de su prevención. Algunos pretenden que se legalicen, otros siguen firmes con su prohibición. Pero en el municipio de Rosario pretenden iniciar controles de calidad a las pastillas de éxtasis para "reducir los daños que provoquen".

La polémica medida fue aprobado en la sesión del jueves por el cuerpo legislativo comunal fue propuesto por la concejal Daniela León, presidenta del Concejo Municipal y titular del bloque de la Unión Cívica Radical, y acompañada por Carlos Comi, del ARI-Coalición Cívica; Horacio Gheradi, del Partido Socialista; Alejandro Roselló, del PRO; Eduardo Tognolli, del PJ; Martín Rosúa, de UCR 1983.

"Es necesario tener un plan alternativo cuando la prevención del consumo de drogas ha fracasado. Saben que en esos espacios recreativos circula la droga y para evitar muertes por sobredosis es necesario crear estrategias de reducción de daños, pero no solo en las fiestas electrónicas", señaló León en Página/12.

La innovadora decisión abrió la polémica, pues, si bien sus impulsores alegan que se trata de un proyecto de contingencia para reducir riesgos de la droga ante la inevitabilidad de su consumo, otros sectores sostienen que no hace más que naturalizar el uso de las drogas.