AGRO | Provinciales | 27/04/2016
GARUPA. Marcos Azame es productor de Garupá, hace un año decidió dejar de ser empleado para ser el dueño de su propio emprendimiento y así vivir de la agricultura. Junto a su familia, de quien recibe todo el apoyo, trabaja la tierra que obtuvieron en comodato por parte de los dueños de la chacra que hoy habitan y se vuelve cada día más productiva.
Desde muy joven realiza tareas en el cultivo para terceros. Hoy, con el esfuerzo diario empezó a independizarse, a acondicionar la tierra y a mantener a su grupo familiar con lo que siembra. “Pasé de ser empleado a ser dueño y esto es mejor ya que me da más ánimos de trabajar. No hay control de horarios y estoy en mi casa. Mi señora me hace el mate y mientras sembramos también podemos compartir eso”, relató.
Marcos comentó que si bien siempre vivieron de la actividad, anteriormente también compraban los productos y los revendían. Actualmente cuentan con su propia producción y junto a su pareja llevan adelante el proyecto. “Trabajo con mi señora que se dedica a la venta. Esto nos gusta porque tenemos más tiempo para estar juntos en familia. Se puede vivir de esto, siempre tuvimos éxito”, aseguró.
Con el acompañamiento y asistencia del Instituto de Fomento Agropecuario e Industrial (IFAI), Azame pretende aumentar su producción y así colocar todo lo que obtiene de la tierra en el Mercado Concentrador de Posadas.
Acceso a la tierra y trabajo en conjunto
Muchas veces, los productores no cuentan con el acceso legal a la tierra. Esto dificulta su tarea ya que no pueden producir en buenas condiciones y se ven imposibilitados de concretar sus proyectos y mejorar su situación económica. En este sentido, Marcos Azame relató su experiencia de contar con la posibilidad de obtener en comodato una porción de tierra para poder cultivar. “El problema era conseguir la tierra. Fue complicado pero lo resolvimos. El dueño de la chacra me cedió una porción ya que ellos no la explotaban y les gustó mi trabajo y cómo cultivo. Vuelvo productiva la tierra y cuido el lugar. Estoy haciendo la huerta y tenemos intenciones de hacer algo de aves. Tenemos poca producción todavía, vendemos a clientes particulares pero el objetivo es incrementar los volúmenes e insertarnos en el Mercado Concentrador con más producción”, insistió.
Además de contar con esta posibilidad, el agricultor explicó que en asociación con otros productores de la zona, establecen lazos de solidaridad y asistencia mutua. Así, obtienen el abono