AGRO | Provinciales | 27/04/2016
El diputado provincial Joaquín “Yiyi” Olivera (FR) salió a pedir de manera urgente un cambio en el sistema de fijación de precios de la yerba, para evitar definitivamente en adelante el laudo de Nación


En este sentido consideró que se debe eliminar la unanimidad del directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), al momento de acordar el precio del kilo de la hoja verde y la canchada, y se debe pasar a un sistema de votación con mayoría simple o dos tercios, de manera de no estar a la merced del Ministerio de Agricultura de la Nación.

Respecto al laudo de Nación que estableció en $4,80 el kilo de hoja verde y $18 el kilo de canchada, el legislador manifestó que el Ministerio de Agricultura del gobierno de Mauricio Macri es el máximo responsable por las protestas que suscitan en varios puntos de la provincia en reclamo de un precio justo.

“Nación es la responsable por no acompañar lo que se estableció como precio mínimo del kilo de hoja verde ($5,17) en el INYM y se laudó muy por debajo ($4,80) de lo que se había propuesto en la mesa del directorio”, remarcó.

Una vez salvado el tema precios, el también exintendente del municipio de Panambí dijo que el INYM debe comenzar a trabajar en la creación de un Fondo Compensador para la Yerba, orientado de manera puntual a los pequeños productores. Para ello, planteó que hay que destinar un porcentaje de lo que se recauda por estampilla para crear dicho Fondo.

El diputado fue más allá con sus reclamos al INYM y expresó que “necesitamos trabajar rápidamente en la cupificación y trazabilidad de la yerba; el INYM tiene toda esa herramienta y debe ponerse a trabajar en ese aspecto urgente”, reclamó.

Por otra parte, Olivera marcó el desfaje económico que existe entre lo que percibe el productor, que es el primer eslabón en la cadena de producción, y el precio del producto final que se paga en góndola.

“El Estado, al igual que el INYM, debe tener una presencia más intensa en lo que es la cadena de producción, porque es inentendible que el primer eslabón de la cadena de producción de la yerba (por el tarefero) reciba un mínimo de lo que se paga el producto final en góndola”, subrayó.

Olivera insistió con sus cuestionamientos al INYM al dejar a voluntad de la Nación el precio de la yerba. “Lo único que hizo el Instituto en todo este tiempo fue solo recaudar y no hizo nada para lograr un precio justo para nuestros pequeños productores”, cerró.

Fuente: misionesonline.net