POLICIALES | Nacionales | 28/04/2016
Se trata de Ramiro Bustamente, quien explicó que conoce al ex jefe de gabinete desde pequeño y que hicieron negocios juntos.

Un barrabrava de Quilmes realizó una polémica confesión y comprometió seriamente a Aníbal Fernández: afirmó que el ex jefe de gabinete lo había mandado a matar a Martín Lanatta, condenado por el Triple Crimen de General Rodríguez.


Se trata de Ramiro Bustamente, quien hace días se sentó ante la jueza María Servini de Cubría porque Lanatta lo había acusado de haber sido contratado con Aníbal para matarlo hace un par de años.


Lejos de negarlo, confirmó: "Yo voy de chiquito a la cancha, a Aníbal lo conozco de chiquitito. Tenía negocios en la cancha, como el bar y el buffet y siempre estuve en contacto con él. Al tiempo que me pidió lo de Lanatta, me ordenó de nuevo hacer una reunión con Marcelo Mallo porque querían hacer pintadas políticas".


"A mí nadie me protege, mi casa me la tirotearon toda y me hicieron causa. En Quilmes se comenta que el Triple Crimen lo cometió la mafia de Aníbal", cerró.