AGRO | Provinciales | 09/05/2016
Proponen que el instituto yerbatero pueda definir precios oficiales por acuerdos de mayoría calificada, en vez de unanimidad y que esté facultado para establecer los precios a salida de molino, además de la hoja verde y la yerba canchada. La iniciativa fue presentada por el senador misionero Juan Manuel Irrazábal (FPV). El proyecto apunta a facilitar los acuerdos en el seno del Inym y evitar así que los precios tengan que ser establecidos por Agricultura de Nación por vía del laudo.
Este nuevo proyecto de modificación de la ley que determina el funcionamiento del Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym), retoma planteaos que fueron formulados en proyectos presentados oportunamente por otros legisladores, como el diputado nacional Alex Ziegler. La iniciativa de Irrazábal propone dos cambios centrales en la fijación de precios, principal función del instituto yerbatero.

La primera consiste en permitir que se llegue a acuerdos de precios por mayoría de dos terceras partes del directorio del Inym, en vez de exigir la unanimidad, tal como indica la ley actual. De aprobarse el proyecto, se perdería el poder de veto que tienen todos los directores del instituto, lo que abriría la posibilidad de que varios sectores puedan confabular para actuar en desmedro de un eslabón en particular.

La otra modificación de fondo, tiene que ver con facultar al instituto a definir precios oficiales para la yerba mate elaborada, lo que daría a la entidad yerbatera un control total de los precios de la cadena productiva y garantizaría a la molinería, la posibilidad de trasladar al producto elaborado, los aumentos en los precios de la materia prima.

En relación a los acuerdos de precios, el proyecto que está en estudio establece que de no lograrse la unanimidad, será suficiente la mayoría de dos tercios de los miembros del directorio con la presencia mínima de dos tercios de los directores para elevar el acuerdo a la Nación para su ratificación o rectificación. Solamente en caso de no lograrse la unanimidad o la ratificación del acuerdo alcanzado adoptada por los dos tercios de los miembros se someterá la decisión al arbitraje de la autoridad nacional. “De esta manera se reduciría la tendencia a que año tras año sea la Nación la que deba laudar sobre el precio ante la falta de unanimidad, cuando dicha decisión corresponde primariamente al Inym”, indicó Irrazábal.

La iniciativa también propone incorporar la yerba mate elaborada como objeto de fijación de precio por parte del INYM, definida la misma como la yerba salida del molino. A tal fin se establece como base de cálculo la sumatoria de los costos en cada uno de los eslabones. “Este agregado responde a la necesidad de lograr que dicho precio refleje el valor real del costo de producción e industrialización del producto, y con ello, un precio justo que permita la sustentabilidad de todo el sector yerbatero, especialmente la de los trabajadores rurales y los pequeños productores yerbateros, quienes siempre resultan los más afectados”, señala Irrazábal en los fundamentos de la propuesta.

FUENTE: http://misionesonline.net