AGRO | Provinciales | 10/05/2016
La caída en la demanda se produjo a partir de una pronunciada suba de precios que se dio entre fines del año pasado y principios de 2016. El consumo no se recuperó a pesar de que los valores bajaron. La caída se concentra en los cortes vacunos más caros, mientras que aumentó en cambio la demanda de carne de cerdo, más barata.
Hugo Graff, coordinador general del frigorífico El Abasto Carnes, señaló que en lo que va del año, el consumo de carne vacuna, fiambres y embutidos bajó 10 por ciento en relación al mismo período del año pasado. Explicó que sus clientes, las carnicerías minoristas, atribuyen la baja del consumo a una caída en el poder adquisitivo de la gente.