POLITICA | Internacionales | 12/05/2016
El hasta hoy vicepresidente pasó al frente del Ejecutivo. Reemplazará a la saliente mandataria por un plazo mínimo de 180 días
Mientras Dilma Rousseff terminaba de hablar con sus simpatizantes en la puerta del Palacio de Planalto, Michel Temer asumía como presidente interino de Brasil.



El vice de la mandataria saliente estará en el cargo más importante del Ejecutivo por un plazo mínimo de 180 días, tiempo en el que se analizará la situación de la ex jefa de Estado.




El Senado decidió este jueves iniciar un juicio político contra la mandataria Dilma Rousseff, abriendo el camino para que este glacial abogado de 75 años asuma los mandos de la mayor economía de Latinoamérica por el lapso mínimo de hasta 180 días.



En caso de que Rousseff sea declarada culpable de maquillar las cuentas públicas, Temer será presidente hasta el último día de 2018.