POLICIALES | Internacionales | 12/06/2016
El (EI) asumió la autoría de la matanza en un boliche gay de Orlando que le quitó la vida a 50 personas, según un comunicado difundido por la agencia de amaq, vinculada a los yihadistas.
Se trata de uno de los tiroteos masivos más sangrientos de la historia reciente en Estados Unidos, un país que ya sumó más de 130 incidentes similares en lo que va del año y unos 325 en 2015, y que se debate constantemente alrededor de la necesidad de imponer controles a la venta de armas.
l atacante, que murió en un tiroteo con la policía dentro del boliche, fue identificado por varios medios locales como Omar Mateen, un ciudadano estadounidense de 29 años, de la ciudad de Port St Lucie, del estado de Florida, ubicada a poco más de 200 kilómetros de Orlando. Según la cadena de noticias CBS, Mateen tiene ascendencia afgana.

El FBI, la agencia que se ocupa de los delitos federales, como el terrorismo, no confirmó vínculos de Mateen con Afganistán, pero si adelantó que están investigando la posibilidad de que el ataque esté relacionado con la violencia islamista.
"En este momento estamos mirando todos los ángulos. Tenemos evidencia que señala que el individuo (por el atacante) podría tener una inclinación hacia esa ideología en particular", explicó en una conferencia de prensa el sub director del FBI de la oficina en Tampa, Ron Hopper.