POLICIALES | Nacionales | 01/07/2016
El hombre también fue condenado por la desaparición de Aída Amoroso, la anciana que era dueña de la casa en la que se produjo la falsa cita laboral a la que acudió la víctima.
El exprefecto Walter Vinader fue condenado este jueves a prisión perpetua por el crimen de la joven Araceli Ramos, la joven de 19 años que fue secuestrada y asesinada en 2013 cuando acudió a una entrevista de trabajo a una vivienda de la localidad bonaerense de Caseros.

El fallo fue emitido por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 del Departamento Judicial de San Martín y en el mismo también se condena a Vinader por la desaparición de Aída Amoroso, la anciana que era dueña de la casa en la que se produjo la falsa cita laboral.

La sentencia coincide con el pedido tanto del fiscal Ernesto Faber, como el del abogado de la familia de la joven asesinada, Cristian Poletti, formulado durante sus alegatos.

Araceli Ramos salió de su casa de Loma Hermosa el 30 de septiembre de 2013 para dirigirse a una entrevista laboral y antes de hacerlo le dejó a su madre una nota con la dirección de la cita, que a la postre se constituiría en una pista fundamental en la resolución del crimen.