POLICIALES | Provinciales | 05/07/2016
En diálogo con LT4, Carlos Broitman, abogado del financista detenido en Paraguay, Ibar Pérez Corradi confirmó que existen vinculaciones en Misiones con la causa del triple crimen de General Rodríguez, donde se investigó la muerte de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina; el tráfico de efedrina y lavado de dinero. Estarían involucrados actores políticos y empresariales de la Provincia.


“Es muy probable que haya novedades por ese lado”, afirmó el abogado haciendo referencia a la tierra colorada. Y agregó “es probable que haya vinculaciones con Misiones, por determinadas circunstancias. Esperemos que declare (Perez Corradi)”, sentenció Broitman.

Aunque no brindó mayores especificaciones sobre las conexiones locales entre los hechos ilícitos antes mencionados, es conocido que por ejemplo, Mario Segovia, el denominado “Rey de la Efedrina” en el Aeroparque Jorge Newbery cuando iban a abordar un avión a Misiones y en el procedimiento se les secuestraron un auto Volkswagen Passat, dos teléfonos, dos notebook, 3.000 dólares y 2.000 pesos.

Ibar Esteban Pérez Corradi detenido en la triple frontera, llevado posteriormente a Paraguay para comparecer ante la Justicia local será extraditado a la Argentina en las próximas horas, donde está acusado de ser el autor intelectual del crimen de Forza, Bina y Ferrón. Su conexión con Segovia, según los investigadores de los asesinatos en la localidad bonaerense, era la provisión de efedrina a Jesús Martínez Espinoza, condenado como narco mexicano luego de descubrirse un laboratorio de estupefacientes en Maschwitz.

Según la causa, los jóvenes asesinados intentaron competir con Pérez Corradi y éste los mandó a matar. Los encargados de llevar adelante el triple crimen fueron Christian y Martín Lanatta y Víctor y Marcelo Schillacci, quienes fueron recapturados en enero de este año tras fugarse del penal de Ezeiza, donde cumplían su condena por los homicidios. Desde hace tiempo se habla de las vinculaciones de estos hombres con el ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández y la complicidad durante el Gobierno kirchnerista para el avance del tráfico de efedrina.