POLICIALES | Provinciales | 26/07/2016
La jueza aceptó una Amarok como caución y quedó en libertad el intendente que mató manejando ebrio.
El intendente Cristóbal Barboza quedó en libertad este martes, luego de permanecer más de un mes detenido, tras protagonizar un accidente fatal en el cual falleció el remisero Alberto Andersson (58).

La jueza Raquel Zuetta, del Juzgado de Instrucción Nº de Leandro N. Alem, aceptó como caución una camioneta Amarok propiedad de la hija del detenido alcalde suspendido y la entrega de cien mil pesos en efectivo.

Cabe recordar que Barboza fue apartado de su cargo al frente del Ejecutivo municipal por el Concejo Deliberante local. El funcionario manejaba alcoholizado una camioneta oficial sin la autorización correspondiente, según pericias de la causa, al momento de producirse el accidente, donde murió una persona. (agenciahoy.com)