POLICIALES | Provinciales | 03/08/2016
Es la amenaza que recibió el concejal de Arroyo del Medio, Norberto Kubiszen, quien aseguró que se encuentra presionado y pidió licencia. La fuerte advertencia ya está en manos de la Justicia Penal. La comisión investigadora pide garantías.
Como si algo le faltara a la oscura trama de abuso de poder que envuelve a esta localidad desde que su intendente Cristóbal Barboza protagonizó un fatal choque alcoholizado y al mando de la camioneta oficial, el martes se conoció un dato que revela la gravedad institucional a la que se enfrenta el Concejo Deliberante, que en pocos días debe decidir si destituye al polémico alcalde o lo repone en su cargo.

El concejal renovador Norberto Kubiszen (50) denunció en la Comisaría de Cerro Azul que fue amenazado de muerte para que no vote a favor de la destitución, tras lo cual, agobiado, sacó licencia por treinta días.

“Si votás en contra de Barboza te espera un arma cargada”, fue el mensaje anónimo posiblemente enviado desde una computadora que el edil dice haber recibido en su celular el pasado jueves.

Ese mismo día se presentó en la comisaría para radicar la denuncia, además de manifestar y dejar por escrito “que teme por su integridad física y la de sus familiares”.

De inmediato tomó intervención la jueza Selva Raquel Zuetta, titular del Juzgado de Instrucción 5 de Leandro N. Alem, que instruye la causa correspondiente por amenazas.

Tras conocerse el grave hecho, los integrantes de la Comisión Investigadora anunciaron que le pedirán al Ministerio de Gobierno que garantice la integridad de los concejales para que puedan seguir adelante con el proceso de investigación de la conducta del intendente.

Según señalaron, sienten que el oficialismo provincial reprochó a Barboza por manejar en ese estado “de la boca para afuera”, pero que en el pueblo el hombre sigue gozando de impunidad.

Descompensado y con miedo
El pasado viernes y en plena sesión ordinaria del Deliberativo, el edil Kubiszen notificó a sus pares sobre la amenaza recibida y la correspondiente denuncia penal. También les dijo que se sentía fuertemente presionado y hasta se descompensó en plena sesión.

“Le bajó la presión y estaba blanco como una hoja”, graficó Jorge Viera, concejal del Partido Agrario y Social que además integra la Comisión Investigadora que ya formuló durísimos cargos contra el alcalde.

El alejamiento temporario del edil por la licencia que tramitó, tiene fuertes repercusiones en el proceso institucional al que Barboza está siendo sometido, ya que si algún otro concejal decide no presentarse, no habría quórum para la sesión especial que deberá definir en breve la suerte del alcalde.

Mañana vence el plazo para que el jefe comunal suspendido ejerza su defensa ante las fuertes acusaciones emanadas de la Comisión Investigadora. Haga o no uso de ese derecho, el Concejo se reunirá este viernes para convocar a la sesión especial, la que se llevará a cabo la semana entrante.

Concejales preocupados
“Lo estamos por ir a ver a Kubiszen porque quedamos muy preocupados. Realmente se lo veía muy mal. Nos comunicaron que sacó licencia por treinta días. Es muy feo lo que está pasando, en especial lo que están soportando los concejales renovadores desde que el intendente fue suspendido, y más desde que salió en libertad”, contó el concejal Viera en clara referencia al antecedente inmediato que terminó con el alejamiento de otro concejal renovador.

Barboza fue suspendido en el cargo por decisión unánime del Concejo Deliberante el 22 de junio, tres días después de que protagonizara el incidente vial en el que perdió la vida el remisero Alberto Mario Andersson (56). Apenas horas después de la suspensión, el concejal renovador y presidente del deliberativo Rogelio Golemba renunció a su cargo en forma indeclinable “por razones personales y morales”.

Se dijo entonces que el hombre no soportó las fuertes presiones que habría estado ejerciendo el entorno de Barboza, quien ya estuvo doce años al frente de la comuna y que tiene a su propia hija al frente del Juzgado de Paz de la localidad.

“Incumplimiento de deberes e inconducta”
El jueves vence el plazo legal para que Cristóbal Barboza presente su descargo al duro informe elaborado por la Comisión Investigadora que detalla “reiteradas y manifiestas inconductas reprochables desde la ética, la moral, las buenas costumbres, e ilegales ya que trasuntan incumplimientos a los deberes de Funcionario Público”.

“Barboza conducía un vehículo oficial, que siquiera debió retirar de la agencia, que no estaba inscripto, no tenia título, cedula, ni dominio colocado, lo hace un domingo, sale a una ruta nacional, cargando en su interior copas de vino, saca corchos, caja de vino, conservadora, hielo, silleta, lo hace en estado de ebriedad, y como resultado de ello un vecino de nuestra provincia termina perdiendo la vida”, sostiene el documento con los cargos.

Si Barboza hubiera cumplido con sus deberes “jamás se hubiera destruido la camioneta municipal, jamás la Municipalidad de Arroyo del Medio se hubiera visto inmiscuida en una eventual pero más que segura demanda por reclamos indemnizatorios por los daños y perjuicios causados, a lo que debemos sumar que dado el estado de ebriedad del conductor, es poco probable que la compañía aseguradora se responsabilice por el siniestro, y lo más importante de todo: no se hubiera perdido una vida humana”, concluyeron los ediles en el informe.