POLICIALES | Provinciales | 22/08/2016
Los padres de la chica de 15 años que chocó y mató a un motociclista en la esquina de Quaranta y Santa Catalina no se presentaron ante el juez de Menores César Jiménez, pese a que la Policía los había notificado.

La intención del magistrado era avanzar con algún tipo de medida que ayude a paliar algún problema de conducta que pueda tener la adolescente.
La chica es totalmente inimputable por su edad. Tampoco se puede trasladar la responsabilidad penal a sus padres. Los damnificados, en este caso los familiares del muchacho de 22 años fallecido, solo pueden reclamar un resarcimiento.
Fuentes judiciales indicaron que también se iba a tratar en el encuentro la motivación del padre de la joven de regalarle el coche en cuestión en el último cumpleaños, teniendo en cuenta que aún no estaba en edad de sacarse un registro para conducir.
Vecinos que residen en inmediaciones de la agencia de autos que el padre de la adolescente tiene sobre la avenida Quaranta indicaron que ella conduce desde los 11 años, aproximadamente.