POLICIALES | Provinciales | 23/08/2016
Luján tiene 22 años y estuvo en pareja desde siempre con Juan Francisco González (22), el muchacho al que la adolescente de 15 que manejaba el coche Mini Cooper chocó y mató en los primeros minutos del domingo en Quaranta y Santa Catalina.

“Me siento re mal, perdí a mi compañero de ocho años. Era el sostén de mi casa. Era un verdadero compañero. Lastimosamente no estoy con él por culpa de una imprudente.
Mi nena me pregunta todo el tiempo por él”, dijo la joven, muy compungida.
“Yo era feliz hasta que pasó esto. Yo le diría a esa chica que me dejó sin nada. Solo quiero que se haga justicia, la vida de él no me van a devolver con plata”, afirmó.


La pareja tiene una hija de dos años. Iris, la suegra de Juan Francisco, afirmó de su lado: “Vamos a salir delante. Mi hija y mi nieta pasan el dolor más grande. Mi nieta pregunta por el padre, llora por él. Ella lo llamaba Juan al papá. Ayer llegó un muchacho en moto a casa y ella pensó que era el papá”.
“Anoche no podíamos calmarla”, admitió Iris
“Mi hija y Juan eran novios desde los 15 años. No tiene nombre lo que la chica anda diciendo. No tiene arrepentimiento. ‘Yo amo a mi esposa y a mi hija, voy a darles todo’, decía siempre mi yerno”, señaló.
Iris contó que el sábado por la noche, luego del salir del taller donde trabaja arreglando motos y autos, Juan se fue hasta el barrio San Lucas para hacer una changa. “Allí estaba arreglando una moto. Y a las 12.07 mandó el último mensaje, donde avisaba que llegaría a casa pronto.
“Nos enteramos a las 4, fue el momento en el que avisaron al padre. Fuimos a la comisaría y a la morgue. De la moto no quedó nada. El cuerpo estaba irreconocible”, remató la suegra de Juan.