POLICIALES | Provinciales | 27/08/2016
Ocurrió anoche en el aeropuerto de Iguazú cuando los pasajeros que ya estaban a bordo de la aeronave recibieron el aviso del Comandante de “descender lentamente porque van a requisar la aeronave. No hay ninguna amenaza activa, seguramente se trata de una muy mala broma”, dijo el responsable del vuelo.



La situación disparó el protocolo de seguridad y no solo tuvieron que descender todos los pasajeros del avión, sino que además se ordenó evacuar todo el aeropuerto para que personal de seguridad y tráfico revisara cada rincón de la aeronave y las instalaciones en general. Cerca de las 1 de la mañana de este sábado, todo volvió a la normalidad y se habría comprobado que se trató de una broma de un pasajero que ya fue identificado aunque no trascendió aún su identidad.

El aeropuerto internacional opera con normalidad.