POLITICA | Nacionales | 22/09/2016
El diputado nacional Sergio Massa vino a Misiones a fortalecer los vínculos con los dirigentes que lo acompañan y aprovechó para marcar diferencias con el presidente Mauricio Macri y también casi dar por cerrado un acercamiento con la ex presidenta Cristina Fernández.

Massa, quien juega casi siempre a favor de la “gobernabilidad” de Macri, no se privó de cuestionar las idas y vueltas del Presidente en la ONU sobre la soberanía de las Islas Malvinas, que mereció una doble desmentida de la propia cancillería argentina y de la premier británica, Theresa May.

“La cuestión Malvinas debe ser política de Estado y no puede ser manoseada”, sentenció. “Soberanía es energía, recursos hidrocarburíferos, recursos naturales y territorio. Las Islas son argentinas, por historia, derecho propio y memoria de quienes dejaron su vida por recuperarlas. Debe ser tratado el tema con mucha seriedad. La posición no puede ser manoseada ni cambiada por los cambios de Gobierno. Debe tener una política de Estado y no cambiar la posición cada vez que cambia el Gobierno”, apuntó.

También cuestionó “errores de gestión muy serios, que generaron pérdida de puestos de trabajo o la suba de tarifas que ahora fue frenada por la Corte. Tenemos que defender el trabajo nacional. Queremos estar dentro del mundo, pero cuidando el trabajo argentino”.

En cambio, suavizó, “lo macroeconómico fue lo mejor” de los primeros meses de Macri en el Gobierno, al resolver el conflicto con los Fondos Buitres y el pago de la deuda que le dieron certidumbre a la Argentina.

Después de las críticas a Macri, Massa fue declarado huésped de honor de Posadas por los concejales de la oposición, con el voto de los concejales radicales que integran la alianza con el PRO.

De todos modos, el ex candidato presidencial tiró flores hacia la Renovación misionera. Dijo que busca fortalecer a Alejandro Velázquez pero “sin poner palos en la rueda a Joaquín Losada”, el intendente de la capital misionera.

En paralelo, anunció que acompañará con su espacio la iniciativa del diputado nacional Maurice Closs para que Misiones maneje directamente los recursos del Fondo Especial del Tabaco y también la reforma de la ley del Instituto Nacional de la Yerba Mate para que el dinero generado por el cobro de la tasa del organismo, se distribuya equitativamente entre productores y tareferos.

“La productividad y trabajo para los argentinos son fundamentales. Debemos poner en la agenda la dificultad para el comercio de Posadas, por el tipo de cambio y la presión impositiva con respecto a Encarnación y lo que eso significa en materia económica. Hay que atender la frontera internacional de Misiones y la competitividad es fundamental para generar trabajo y que la economía funcione bien”, indicó revelando un conocimiento bastante acabado de la realidad local.

En esa línea, advirtió que “está pendiente el ITC diferenciado para los combustibles” que pidió el Gobierno provincial y dijo que “sabemos de la necesidad de la industria forestal y de la yerba, que necesitan estar en la agenda nacional”.

“Vamos a impulsar con los 40 diputados del Frente Renovador, que si bien es una corriente política distinta a la misionera, el compromiso de ayudar a la provincia”, insistió.

En referencia a su vínculo con Macri, tomó distancia. “Tenemos un Gobierno que tiene la responsabilidad de resolver y nosotros señalar errores a resolver. Planteamos que en la ley Pymes debe haber un quince por ciento de beneficios extra para economías de frontera y reducción de impuestos para comercios Pymes. Aspiramos a que el Presidente reglamente la ley”, remarcó.

“Es fundamental acompañar proyecto de Closs para que los fondos del tabaco y la yerba sean manejados por la provincia. Es muy importante que puntualmente respecto al ITC, hagamos el esfuerzo de que el Gobierno cumpla el compromiso”, agregó.

En contrapartida, dejó dudas sobre su actual relación con Ramón Puerta, quien fue su candidato a diputado nacional en las elecciones pasadas, pero después cambió de bando y hoy es embajador de Macri en España.

“Cuando tengamos una visita más política, vamos a plantear la cuestión electoral. Hoy aspiramos a transmitirle al habitante de Misiones que estamos comprometidos. Vamos a pelear para que la provincia tenga las obras que necesita en el presupuesto y tengamos una economía competitiva”, respondió cuando se le preguntó por Puerta.

“No soy una franquicia de Coca Cola. Los que tomen nuestra agenda, son los que trabajan conmigo. Otros se cuelgan del saquito para conseguir un carguito, lo que hace a la mediocridad de la dirigencia política”, apuntó.

Antes de recibir la plaqueta de “huésped de honor” por parte de Velázquez y los radicales, le dedicó un párrafo a Cristina Fernández, quien ayer había dicho que Massa era “uno de los propios que se había ido”.

“Elegimos construir un camino, vamos a reforzar una alternativa política, con la idea de mirar al futuro y no discutir el pasado. Los que son parte del pasado, traen en la mochila causas judiciales. Nosotros queremos que traigan sueños”, se distanció.