DEPORTES | Locales | 27/01/2017
Fue al reiterar el compromiso de terminar de forma anticipada con el contrato del programa de las transmisiones gratuitas. También pidió que se cree la Superliga, lo que implica más poder económico para los equipos denominados grandes y vía libre para la privatización.
Representantes del Gobierno mantuvieron en Casa Rosada una reunión solicitada por los presidentes de clubes del fútbol argentino, durante la cual se reafirmó el compromiso del macrismo de terminar de forma anticipada el contrato del programa Fútbol para Todos.
En consecuencia, se conversó sobre la necesidad de que la Asamblea de la AFA apruebe los Estatutos enviados por la FIFA, que se ajustan a las reglamentaciones internacionales vigentes, y que se cree a su vez la Liga Argentina de Fútbol Profesional.
Los enviados por el presidente Mauricio Macri desestimaron la de extender el FPT hasta junio por 900 millones de pesos y que después la rescisión sea de común acuerdo y sin costo para el Estado.
Así las cosas, los clubs solicitaron un resarcimiento económico acotado a los términos que se habían conversado, aunque las posiciones siguen lejanas.
De la reunión participaron por el Gobierno el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y el coordinador del Programa Fútbol para Todos, Fernando Marín.
Por los clubes lo hicieron Rodolfo D’Onofrio (River), Hugo Moyano (Independiente), Marcelo Tinelli (San Lorenzo), Víctor Blanco (Racing), Alejandro Nadur (Huracán), Daniel Angelici (Boca), Nicolás Russo (Lanús), Claudio Tapia (Barracas Central); el titular de la Comisión Normalizadora de la AFA, Armando Pérez, y la vicepresidente Carolina Cristinziano. (ANDigital)