POLITICA | Nacionales | 31/01/2017
El dirigente radical Ernesto Sanz dijo que la reunión entre la cúpula de la UCR y los principales referentes del Gobierno fue "muy positiva" y que en las elecciones de este año los argentinos volverán a elegir entre "volver al populismo" o "avanzar por el camino del progreso". En una entrevista con radio Mitre, Sanz dijo que las elecciones de este año plantearán una disyuntiva similar a la de 2015, porque "el peronismo no ha podido salir de la trampa del kirchnerismo".
"Está el kirchnerismo, que plantea volver hacia atrás y recuperar el populismo que nos dejó al borde del precipicio, y lo que planteamos nosotros, que es avanzar por un camino de progreso, con orden económico, libertades, recuperación institucional, federalismo, funcionamiento independiente de la Justicia", planteó Sanz, uno de los presentes en la reunión de ayer.

El radical señaló que Cambiemos se convirtió en 2015 en "un exitoso frente electoral" y que luego pasó "por una prueba importante, que fue un eficaz acuerdo parlamentario" para otorgar leyes para la gestión durante 2016. Para Sanz, ahora viene el tercer paso: "Transformar lo que antes fue un frente electoral en una sólida coalición política".

En ese sentido señaló que entre los socios políticos domina "la unidad", pero que eso no impedirá que en algunos distritos puedan competir en internas si "esa competencia genera más potencia en la marca Cambiemos".

"Las elecciones de medio término en la Argentina para un gobierno que no viene del peronismo son siempre un desafío muy importante. Estamos muy fuertes, sólidos y entusiasmados", apuntó el radical.
Además dijo que notó al Presidente Mauricio Macri "muy enchufado".

"El Presidente está domando el potro, y domar el potro en la Argentina no es una cosa menos, y probablemente haya sectores interesados en mostrarlo de una manera distinta", sostuvo el dirigente.

Además, elogió a Macri porque, en su opinión, "tiene la cabeza abierta, no se queda con la primera opinión, y decide él al final".

"Es un obsesivo de los resultados", subrayó.

Finalmente, dijo que se sentía "feliz" con las designaciones del nuevo ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y del presidente del Banco Nación, Javier Gozález Fraga.

"Nos sentimos felices de que hayan trabajado con nosotros, que tengamos las mismas ideas, pero no tiene que ver con un guiño al radicalismo sino con una oxigenación de la gestión", aseveró.