POLICIALES | Internacionales | 04/02/2017
Lo detuvieron en Lisboa, implicado en un robo a mano armada junto a su cómplice, José "Potrillo" Maidana, también implicado en el rapto que conmocionó a la región por sus características. El estudiante universitario correntino Cristian Schaerer (21) fue secuestrado el 21 de septiembre de 2003 en la puerta de su casa, del barrio Las Tejas, de la capital correntina. Pompeya Gómez, madre del joven, cuando supo de la novedad expresó "sabía que este delincuente no estaba muerto
El joven correntino fue levantado por José Rodolfo Lorhman, Gonzalo Adrián Acosta y Claudio Sebastián Corneli Belén, en un operativo tipo comando el 21 de septiembre de 2003. Contó con la colaboración necesaria en la planificación, el trabajo de inteligencia y apoyo logístico, entre otras cuestiones, de José Horacio Maidana, Ángel Barbieri, Raúl Salgán, Cristian Ramón Carro y Horacio Barczuk, entre otros.
Según la investigación, Schaerer fue trasladado a una zona en las inmediaciones de Paso de los Libres y luego a Uruguayana, en Brasil, donde fue ocultado y permaneció cautivo a partir del 22 de octubre y por un lapso de aproximadamente 15 días. Pese a que se pagaron más de u$s270 mil de rescate, nunca más se tuvieron noticias de él.


Cayó "El Ruso" Lohrmann, prófugo desde 2003 por el secuestro de Cristian Schaerer
El hombre más buscado del país, estaba prófugo desde el 2003. Fue arrastado en Lisboa por un robo a mano armada junto a su cómplice, José Maidana. Pompeya, mamá de Cristian habló con Sudamericana en exclusiva y dijo "sabía que este delincuente no estaba muerto".
Muchos pensaron que se lo había tragado la tierra. Pero apareció hoy en Lisboa, Portugal, José Rodolfo Lohrmann alias "El Ruso", el hombre buscado desde 2003 por el secuestro de Cristian Shaerer en Corrientes y una decena de otros delitos complejos.
El hombre de 52 años, mencionado por las fuerzas de seguridad como "el enemigo público número 1", está señalado como el líder de una peligrosa banda de secuestradores que operó a en Argentina, Paraguay y Brasil.
A Lohrmann lo encontraron con un aspecto muy distinto al que se lo conocía públicamente: con menos peso y sin pelo. Al contrario de lo que se creía, que estaría muerto, el "detenido cuenta con muy buen estado de salud", dijeron los investigadores.
El peligroso delincuente fue arrestado cuando intentaba cometer junto a un socio, José Maidana, un robo a mano armada.
Las cartas y el dinero que le enviaba a su hermana a través de Wester Union fueron clave para determinar que efectivamente se trata de Lohrmann. Usaba el nombre de Jorge Miguel Tabarez Da Costa, de nacionalidad portuguesa, para poder comunicarse con María Itatí