POLICIALES | Locales | 22/04/2017
Estas fueron las duras palabras con la que comenzó la entrevista en Fm Alto Uruguay Guillermo Escarvadoski, uno de los cuadros hijos de Lizardo Escarvadoski, quien fuera asesinado a balazos semanas atrás en el Paraje Santa Irene en San Javier, comento el sufrimiento y preocupación que está pasando la familia luego de la absurda muerte que tuvo su padre. “Encontrar a mi padre muerto en el rosado trabajando era posible, pero encontrarlo muerto de esta madera con varios balazos jamás me hubiera imaginado” dijo Guillermo Escarvadoski a Fm Alto Uruguay.
Guillermo demostró el sufrimiento y la preocupación que vive la familia al no tener en claro la causa real del crimen, y esto lleva a una sensación de intranquilidad porque tampoco se sabe bien cómo va a terminar. “La verdad que estamos muy preocupado, nosotros no sabemos porque sucedió esto, y esto genera una situación incómoda, porque tenemos hijos que deben seguir viviendo, mientras no se esclarezca no vamos a estar tranquilos.” Expresó

Guillermo comento que su madre estuvo consiente en todo momento e incluso pudo luchar con los delincuentes aun con una bala en la espalda, dijo que los delincuentes estaban a cara descubierta y eran personas que su madre nunca había visto “Mamá estuvo lucida todo el tiempo, ella entro a la casa, mientras mi padre fue a recibir a estas personas, según mi madre ella lo único que escucho que preguntaron por los hijos, y luego siento los disparos” dijo
Guillermo comento además que hablo con sus hermanos y cada uno piensa cosas diferentes pero no llegan a una conclusión, “mi papa jamás tuvo enemigos, esto es algo que no cierra por ningún lado, ojalá, pido a Dios y la Justicia que se esclarezca todo, nosotros queremos que se encuentre a los responsable, mientras esto no ocurra y no sepamos que paso, no vamos a estar tranquilo” dijo

La policía con toda su estructura sigue trabajando intensamente en la región, hay muchos datos pero ninguno que afirme el cien por ciento quienes son los responsables por muerte de Lizardo Escarvadoski. Los investigadores muestran mucho hermetismo, esperan encontrar en los próximos días el dato concreto para capturar a los malhechores.