POLICIALES | Locales | 07/06/2017
Al filo del mediodía de este miércoles terminó en la Morgue Judicial de Posadas la autopsia que se le practicó al sindicalista Pablo Sabino Achingo (57), asesinado anoche y cuyo crimen estremece por la crueldad con la que actuaron los autores. El examen forense determinó que el hombre falleció asfixiado luego de que le prendieran fuego vivo. Para reducirlo, los atacantes lo golpearon de manea contundente en el cráneo.
Fuentes judiciales precisaron que el fuego empezó en la zona genital de la víctima y que de ahí se expandió a distintas partes del cuerpo. El humo que generó la combustión terminó matándolo, confirmaron los informantes consultados por Misiones Online.
Una vez que el hombre dejó de existir dejaron su cuerpo tirado en plena chacra 130, a pocas cuadras de la parroquia Santa Rita. Finalmente, los homicidas fueron hasta el Acceso Oeste y quemaron el coche Renault Fluence de quien era secretario adjunto del Centro de Empleados de Comercio. Al menos esa es la secuencia que marca la principal hipótesis.