DEPORTES | Internacionales | 04/08/2017
El traspaso del brasileño Neymar al París Saint-Germain lleva al conjunto francés a una nueva "dimensión" tras el "desmesurado" pago de 222 millones de euros, que plantea la necesidad de que existan límites de gasto en el fútbol, juzga este jueves la prensa francesa. "Un rey en París", titula L"Equipe; "A él París", lanza Le Parisien; "Neymar, el récord de todos los traspasos", señala Le Monde. El astro brasileño copa, al día siguiente de su fichaje por el PSG, la portada de casi todos los periódicos en Francia.
Con su contrato de cinco años "el mundo acaba de cambiar", escribe en su editorial el periodista de L"Equipe Vincent Duluc, quien tilda el traspaso de "Ney" como "uno de los acontecimientos más importantes del fútbol francés en los últimos 30 años". "La liga francesa acoge a uno de los tres mejores futbolistas del mundo, algo que no ocurría desde que en 1982 Michel Platini abandonase el campeonato galo", agrega Duluc.
Con la llegada del delantero brasileño "tanto el PSG como la Ligue 1 basculan (...) hacia una nueva dimensión", continúa L"Equipe, que este viernes dedica 18 páginas a Neymar, que llega a París para conseguir el único trofeo que se le escapó en el Barça: el Balón de Oro.
El fichaje multimillonario, de 222 millones de euros, también "hace bascular al fútbol hacia la desmesura", tercia el conservador Le Figaro, que sin embargo apunta que "el PSG tiene razones para creer en su inversión" con los emolumentos que se recibirán a través de patrocinios, márketing, entradas y abonos y derechos de televisión. "¿Necesita la sociedad del espectáculo tanto dinero para el mero divertimento de la gente?", se pregunta en un editorial del mismo periódico el periodista Etienne de Montety en una pieza que titula "Los dioses tienen sed". "Debemos preguntarnos sobre el sentido de este acontecimiento a fin de regresar, si todavía es posible, a la mesura", añade.
"Fútbol y dinero: ¿Dónde está el límite?", pregunta igualmente el diario Ouest France, donde uno de sus columnistas, Rémy Godeau, se sorprende de "la indulgencia de la opinión pública" en el caso Neymar