POLICIALES | Locales | 14/09/2017
Desde las 8.30 horas del 11 de Octubre, la Justicia misionera comenzará a determinar qué grado de responsabilidad le cabe a los tres imputados por uno de los hechos más graves en la historia policial de la provincia, así lo dispuso el Tribunal Penal 1 de Oberá, quien resolvió dar inicio a las audiencias. Pablo Julio Paz (54), Juan Ramón Godoy (47) y Marcial Alegre (48) se sentarán en el banquillo de los acusados para responder por los delitos de “robo calificado por haber sido cometido con arma, en poblado y en banda, y cuádruple homicidio calificado por ensañamiento y para procurar la impunidad, todo ello en concurso real”. Esa figura contempla la pena de prisión perpetua, ni más ni menos.
El Tribunal Penal 1 estará conformado por los magistrados Francisco Aguirre, José Rivero y Lilia Avendaño, quienes en virtud de la expectativa que genera el caso resolvieron mudar las audiencias de la sala del alto cuerpo al Salón de Usos Múltiples de la Unidad Regional II de la Policía, un lugar con mayor capacidad para el público.

Serán 105 los testigos que deberán declarar ante el tribunal obereño. Es por ello que se prevé que la etapa de producción de pruebas finalice hacia mediados de noviembre. Recién entonces, probablemente entre el miércoles 15 y el viernes 17 de ese mes, podría darse a conocer la sentencia. Esas son, apenas, previsiones.

Por otra parte, en relación a la acusación, las fuentes indicaron que ante la inhibición de la fiscal titular ante el tribunal Estela Maryx Salguero de Alarcón debido a que una de las defensoras es familiar suya, el Ministerio Público estará representado por los dos fiscales de instrucción de Oberá, Myriam Estela Silke y Estanislao Elías Bys.