DEPORTES | Locales | 14/10/2017
El atleta de Alem deslumbró a propios y extraños en la mañana de ayer y se quedó con la medalla dorada para la tierra colorada en la disciplina levantamiento de pesas. Rodrigo González, joven oriundo de Alem que con tan sólo dos meses de práctica ayer ganó la medalla de oro en levantamiento olímpico (hasta 69 kilos).
“La verdad todavía no caigo”, fue lo primero que atinó a decir el medallista apenas finalizada su prueba, de la que no se esperaba terminar como campeón: “Vine solamente a, como dice mi entrenador, ‘un entrenamiento más’. Solamente que acá te dan algo a cambio si ganás o no”.
El joven, en realidad, es fanático del crossfit. Fue su profesor, “Beto” Gerber, quien le vio condiciones para el levantamiento de pesas: “Entreno para esto hace dos meses nomás. Lo que sé es porque me lo enseñó mi entrenador, él se tomó el tiempo de enseñarme con el bastón las técnicas que tenía que hacer”.
Los Evita significaron recién su segunda competencia y la primera a nivel nacional. No obstante, ya en su debut había dado la nota: “La primera fue hace unas semanas en Oberá, donde quedé primero con el récord provincial”.
Si bien Rodrigo le declaró su amor condicional al crossfit, por el momento, disfruta de este buen momento en su nueva disciplina: “Le dedico esta medalla a mi familia, a mis hermanas que me vinieron a ver, a mis viejos y a toda la gente que siempre me alentó para que pueda estar acá”.