POLITICA | Provinciales | 16/12/2017
El titular del gremio de Luz y Fuerza, Héctor “Cachilo” Rodríguez, realizó ayer sorprendentes declaraciones luego de la asunción de la nueva conducción de EMSA encabezada por Guillermo Aicheler. Cachilo dijo que el nuevo Presidente tiene que poner orden en el manejo del personal ya que hay “indisciplina” y muchos empleados “no cumplen horarios ni funciones”. También reconoció que en EMSA hay exceso de personal que cobra pero no trabaja y agregó que “estamos excedidos en ñoquis, serán unos 300 o 400, que no cumplen funciones” y dejó en claro que el sindicato no se va a oponer a que se revise la situación laboral de este tipo de empleados.
Si bien primero dijo que por convenio este personal tiene estabilidad, también admitió que hay mecanismos para despedir a este tipo de empleados mediante un acuerdo entre el gremio, la empresa y el ministerio de Trabajo de la provincia.
“No puede haber despidos, nuestro convenio tiene una estabilidad absoluta, pero para esa gente que no trabaja, que no funciona, se prevé un tratamiento de esos casos, tiene que participar Luz y Fuerza, dueña del convenio y la empresa y tratar con el Ministerio de Trabajo y poner en claro las reglas del juego, el que no viene a cumplir horario y a trabajar, tiene que irse”, señaló Rodríguez.
En diálogo con Economis ayer, tras el acto de asunción del nuevo presidente de la distribuidora de energía, Rodríguez dejó en claro su apoyo a la gestión de Aicheler, “si a él le va bien, a nosotros nos va bien”.
Los gestos de ese sencillo acto fueron elocuentes de las posiciones que ocuparán cada uno (Aicheler y Rodríguez) en el futuro inmediato EMSA. Cachilo se sentó enfrente e hizo que un delegado de Luz y Fuerza leyera una lista de compromisos que la empresa tiene pendientes con el sindicato. “Nos deben 22 millones, fundamentalmente de aportes y contribuciones”, detalló.
El titular del gremio también se refirió a los comentarios negativos que el presidente Mauricio Macri hizo sobre EMSA. Macri había reclamado cambios en la administración de la empresa en una entrevista que concedió a Canal 4, unos días antes de las PASO y dejó en claro que conoce a la firma desde hace muchos años y que arrastra problemas administrativos y gerenciales de larga data.
“¿Ud. lo conoce a Macri? Yo sí. Conmigo jugó al fútbol cuando estaba construyendo Uruguaí (Rodríguez estaba al frente de EMSA y Macri representaba a la constructora familiar que hizo la obra), me pedía que lo llame para venir a la cancha a jugar, cuando quizo cerrar Uruguaí nos pidió 90 millones de dólares, le peleamos, nos movieron el piso, pero cerramos en 17 millones y ahí te das una idea de lo que es Mauricio Macri”, dijo Rodríguez.
A continuación, un extracto del diálogo con el histórico dirigente ayer en el 6to piso de la sede de EMSA, donde se realizó el acto de asunción del nuevo Presidente de la compañía.
-¿Qué perspectivas tiene de esta nueva etapa?
-Creo que Misiones tiene muchos elementos todavía para reclamar en Buenos Aires (y disminuir así el impacto del aumento en el costo de la energía). Nos deben compensar por la época en que todos estaban interconectados al Sistema Nacional y no nosotros, y nunca más se reclamó por eso, hay muchos elementos para hablar en Buenos Aires y que nos reconozcan la deuda que el Estado nacional tiene con Misiones.
-¿Puede haber despidos en esta nueva gestión de EMSA?
-No puede haber despidos, nuestro convenio tiene una estabilidad absoluta, pero esa gente que no trabaja, que no funciona, que se ha negado a venir a Posadas (a trabajar), se prevé un tratamiento de esos casos, en ese caso tiene que participar Luz y Fuerza, dueña del convenio y la empresa y tratar con el Ministerio de Trabajo y poner en claro las reglas del juego, el que no viene a cumplir horario y a trabajar, tiene que irse. Hay tres o cuatro abogados de Oberá que han sido designados y no quieren venir a Posadas (y están en esta situación).
-¿Ante la posibilidad de que la gerencia general plantee cambios en el personal cómo van a responder?
-El convenio colectivo nuestro prevé la afiliación hasta del gerente general inclusive y no tenemos inconveniente que haya corrimientos (se puede referir a despidos o reasignación de tareas). Acá se han formado muchas costumbres y se ha indisciplinado (la empresa), le contaba a (Ricardo) Wellbach (estuvo en el acto) que hay que poner disciplina.
-¿A qué se refiere con indisciplina?
-Hay que hacer cumplir los horarios parejos, vino un señor que al final le echamos y designó a un cadete por encima del jefe de mayor categoría. Y así se fue perdiendo la disciplina, si son tipos que no saben mandar, no saben ordenar… Esto es un trabajo de mucho riesgo, ayer falleció uno en Iguazú por desconocimiento, pasó un cerco y el cable estaba desnudo y la energía de baja t ensión no perdona, te liquida instantáneamente.
-¿La empresa le debe dinero al gremio?
-Nos debe mucho dinero, más de 22 millones de pesos, en concepto de aportes y retenciones de nuestros compañeros, no obstante a eso el gremio no le debe un peso a nadie porque lo administramos bien.
-¿El gremio va a poner palos en la rueda a los cambios que proponga Aicheler?
-No, en absoluto, hoy lo dije al principio. Si la empresa anda bien, nosotros andamos bien, y si anda mal, andamos mal.
-¿Por qué Macri hizo esos comentarios sobre la administración de EMSA antes de las PASO, está claro que conoce de cerca a la empresa?
-Porque es así, lo conoce. Creo que le tengo que decir la verdad, estamos excedidos en personal pero que no cumple funciones, no el (personal) que trabaja todos los días, le diría ñoquis, estamos excedidos. No se puede hacer nada porque se le designa bajo convenio colectivo laboral y tienen estabilidad absoluta.
-¿Cuánta gente está en esta situación que no trabaja?
-Uhh… muchas, entre 300 y 400 personas que están corridos en la situación esa, cuando echamos al otro Presidente. Ñoquis políticos y eso lo comprometió al gobernador Passalacqua. No las categorías tradicionales, como el guardia reclamo, la gente que va a cambiar todo…
-¿Se vienen facturas cada vez más altas en Misiones?
-Así dicen, pero vamos a ver cómo podemos ayudarle a que la Nación reconozca los años que nos adeuda a la provincia. (Fuente Economis )