POLICIALES | Nacionales | 22/12/2017
Alrededor de las cinco de la madrugada se produjo en la cabecera argentina del Puente Internacional que une a Paso de los Libres con Uruguayana un imponente allanamiento por orden de la jueza Cristina Pozzer Penzo, cuyo resultado inmediato fue la detención de varios funcionarios de aduana, quienes permanecen en el lugar detenidos y esposados y sentados en el piso a la vista de cualquiera que entre al salón principal de la Aduana, por ejemplo, a pagar la tasa de tránsito de mercaderías. También hubo allanamientos en los domicilios de varios aduaneros.
Los delitos que se les imputan, a los funcionarios de Aduana, son “Asociación ilícita, Contrabando e incumplimiento de los deberes de funcionario público”. Los detenidos son más de una docena, 9 fueron capturados en el lugar de trabajo y permanecen en las oficinas del puente, el resto fueron detenidos en sus domicilios y se encuentran alojados en las instalaciones que la PSA tiene en el Aeropuerto. Fuentes del Juzgado indicaron que todos están incomunicados, que se trata de una causa que ya tiene más de dos años de investigación, y que sobran pruebas y escuchas para acusar a los detenidos.
Hasta las 14 horas permaneció demorado todo el personal de Gendarmería, Senasa y Migraciones que se encontraba de guardia a la hora del allanamiento. Ninguno de ellos quedó detenido, aunque a todos se les secuestraron sus laptops y su teléfonos celulares. Esto se debió a las actuaciones que la Policía Aeroportuaria estaba realizando por orden del Juzgado Federal. También se les secuestraron sus aparatos de comunicación a los funcionarios de las cuatro reparticiones que entraban en el turno siguiente.