Muchas veces, el operador de radio es poco reconocido por su labor o mejor dicho «con pocas menciones». O quizás porque muchos desconocen su tarea casi silenciosa pero constante dentro del medio. Podrá faltar el director de una radio, el productor y hasta el locutor o conductor de un determinado programa pero nunca podrá faltar el operador. Su trabajo es indispensable, muchas veces sin francos ni feriados ni domingos.
El operador de radio es el que siempre tiene que estar frente a una consola y una computadora controlando que todo «al aire» salga lo mejor posible, siempre respetando al oyente por sobre todas las cosas.