A la Embajada de Estados Unidos en Argentina continúa preocupándole la salud mental de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, luego de que se revelara que la propia casa diplomática hizo pedidos de informes, un tiempo atrás.

“¿Cómo controla Cristina Fernández de Kirchner sus nervios y su ansiedad? ¿Cómo afecta el estrés a su conducta con sus asesores y/o en su proceso de toma de decisiones? (…) ¿Toma alguna medicación? ¿En qué circunstancias controla ella mejor el estrés? ¿Cómo la afectan las emociones en su proceso de toma de decisiones y cómo baja la tensión cuando está angustiada?”, fueron algunas de las preguntas que se hizo la Embajada, hace unos años.

Al mismo tiempo, la Secretaría de Estado de los Estados Unidos ha demostrado “curiosidad” que “llevó a la Oficina de Operaciones de Inteligencia del Departamento de Estado (identificada en el documento como INR/OPS) a no darse por satisfecha con las opiniones recogidas durante las múltiples visitas de políticos, tanto gubernamentales como de la oposición, que pasan sistemáticamente por la embajada norteamericana para explicar su análisis de la situación interna del país, y a pedir un perfil más específico”, detallaron.

En este sentido, mucho se ha hablado respecto a este hecho donde los norteamericanos mostraron esta “preocupación” en relación al estado mental de la ahora vicepresidenta de la Nación y dicha “curiosidad” continúa hasta la fecha. fuente: agencianova.com