El titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide), Juan Manuel Lugones, afirmó que «los acontecimientos del domingo entre Estudiantes y Gimnasia no pueden quedar impunes», dijo que «no podemos aplicar sanciones deportivas» y al mismo tiempo remarcó que «con esto la vuelta del público visitante está aún más lejos».

«Debemos trabajar todos juntos, seremos duros con los que son complacientes con los barras y debemos garantizar que no haya violencia ni dentro ni fuera de los estadios. Lo del otro día fue muy grave y no existe justificación alguna para defender a cuatro jugadores que le están pegando a uno que está en el piso. Debemos aplicar la ley», agregó el funcionario.

Lugones amplió su argumentación y dijo que «en Mar del Plata, un juez está actuando de oficio por la pelea entre los jugadores y por eso ayer anunciamos la decisión de prohibir la concurrencia a dos partidos a los que identificamos en la riña».

La Aprevide se amparó en la Ley provincial número 11.929 y basándose en su artículo 14 se castigó a doce futbolistas, un empleado de seguridad y dos integrantes de los cuerpos técnicos. En dicha lista figuran Mariano Andújar, Alvaro Pereira, el profesor Martín Solé, el ayudante técnico Víctor Bernay, Federico Rasic, Nicolás Mazzola, Antonio Medina, Fabián Rinaudo, Maximiliano Meza, Maximiliano Coronel, Alvaro Fernández, Javier Mendoza, Roberto Brum y Matías García, más Jorge Menno, responsable de la seguridad de Estudiantes.

Lugones aclaró que la suspensión a la cancha de Gimnasia por dos partidos, dónde no podrá concurrir público «se debe al ingreso y exhibición de banderas del club rival que no está permitido y se está trabajando en la identificación de los barras que las portaban».

El nuevo titular del organismo también se refirió a la sanción que Estudiantes decidió aplicarle a sus jugadores y destacó que «tanto a la gobernadora, Maria Eugenia Vidal, como al ministro Cristian Ritondo y a nosotros nos pareció una actitud muy positiva e inédita. Sirve como mensaje para el resto de los dirigentes».

Telam.