Con los fantasmas que evoca la altura de La Paz, Bolívar recibe a Boca que llegará con su estelar delantero Carlos Tevez, por el Grupo 3 de la segunda fase de la Copa Libertadores de América 2016.

El plantel altiplánico, dirigido por el argentino Rubén Darío Insúa, llega al encuentro por la tercera fecha de la llave, tras una inobjetable goleada 5-0 al colombiano Deportivo Cali, que le permitió colocarse con 3 unidades, detrás del líder Racing (4). Boca está con 2 y cierra el equipo cafetero con 1.

El ambiente en el plantel es sereno, aunque sabe que al frente tiene un equipo con una gran trayectoria y una camiseta que impone respeto.

El argentino Gastón Cellerino, la reciente contratación de los bolivianos, espera ser parte del ataque, junto a su compatriota Iván Borghello. Cellerino, al haber emergido en la cantera de Boca, reconoce que marcarle un gol tendría un significado especial.

«Para mí marcarle un gol a Boca sería especial, porque me crié de joven en Boca», señaló el jugador, aunque para el próximo partido cedería el puesto al local Juan Carlos Arce que hizo una tripletea ante Deportivo Cali.

Sobre el partido, Cellerino señaló: «Hay que jugar de igual a igual, ir a buscarlos desde el primer minuto, sin retroceder tanto. Si atacamos desde el primer minuto vamos a hacer mucho daño, para que ellos comiencen a sentir el tema de la altura».

La idea del técnico es repetir ante Boca el volumen de juego desplegado ante Deportivo Cali, aunque los jugadores reconocen que en ese encuentro todo les salió a pedir de boca. «Es complicado lograr lo mismo, pero de que habrá goles, seguro que sí, lo importante es que podamos conseguir una victoria», afirmó el volante español Juan Miguel Callejón.

El fantasma de la altura
Boca llega este miércoles a Santa Cruz, este de Bolivia y a 400 metros de altura, para desplazarse el jueves a La Paz, en los Andes a 3.600 metros de altitud.

Entre sus piezas claves figuran sus estelares, el delantero Tevez y el volante Fernando Gago, si bien estos no fueron convocados por el técnico Gerardo Martino para integrar la albiceleste para los partidos contra Chile y Bolivia, por las clasificatorias sudamericanas para Rusia-2018.

Boca hizo recién el recambio del técnico. Estrenó al mellizo Guillermo Barros Schelotto, en lugar de «El Vasco» Rodolfo Arruabarrena, para el partido ante Racing por la Copa Libertadores, que terminó 0-0. También igualó por similar marcador ante Deportivo Cali, en el debut.

El ídolo del equipo «Xeneize» y ahora timonel tomó el plantel a medio ritmo, además en el torneo doméstico anda por la mitad de la tabla en la Zona 2, mientras espera un mayor desempeño de Tevez, a pesar de los temores que provoca sus dolores en la rodilla derecha.

Otra de las preocupaciones es la altura de La Paz, por lo que el arquero Agustín Orion ejercitó los últimos días con pelotas de vóley, más livianas que las de fútbol.

«Practicamos con las de vóley por el peso de la pelota que se usa en la Copa y la movilidad del aire que tiene en la altura» de La Paz, a 3.600 metros, aseveró antes de desplazarse a Bolivia, el entrenador de arqueros Juan José Romero, según el diario Olé.

El partido está pautado para las 20:45 en el estadio Hernando Siles de La Paz y será dirigido por el árbitro uruguayo Andrés Cunha, acompañado por sus compatriotas Mauricio Espinosa y Gabriel Popovits.

Fuente: Infobae.