Boca recibió dos golpes rápidamente, el primer gol fue de Lautaro Acosta al minuto para poner el 1 a 0 y momentos después, José Sand en una jugada de pelota parada asestó el segundo, por lo que el xeneize no tuvo tiempo de reaccionar.

Pese a los goles tempraneros, Boca por momentos dominó el trámite del juego, llegando en un par de ocasiones, sin embargo no fueron fructíferas. Por su parte, Osvaldo no se mostró decisivo en ningún pasaje del partido.

A su vez, el «Granate» se ilusiona con el campeonato, ya que tiene un buen desempeño y una delantera certera encabezada por «”curiosamente»” dos ex Boca (Acosta y Mouche).

Desafortunadamente para el equipo de La Rivera, la punta del campeonato ya es prácticamente imposible de alcanzar, porque está a ocho puntos abajo y con varios equipos peleando por sobre él.