Manuela Farías, hija del matrimonio contó que «tenemos una gran desesperación porque ya son 36 horas que no sabemos nada de ellos. Cruzaron la balsa en Alba Posse, iban con otra familia amiga, cada uno en su auto y luego de pasar Santa Rosa los perdieron».

«La Policía en Brasil está haciendo el rastreo y no hubo accidente en esas rutas. Yo desde acá llamé a la empresa Claro para saber las conexiones de sus celulares y dicen que el último registro es de ayer a las 9 horas y después nada más», relató Manuela.

También explicó que «la idea era hacer noche en Lagoa Vermelha con la otra familia, pero no los ubicaron en ninguno de los hoteles».