En diálogo , el edil explicó que se plantearon cambios en la norma municipal como permitir el ingreso de menores a los boliches, aunque se analizará la situación para que no compartan el mismo espacio con los mayores. Así como también se evaluará la ampliación de horarios de aperturas de los locales bailables. A la reunión, además de los concejales asistieron empresarios del sector, representantes de distintos centros de estudiantes, etc.

«Vamos a hacer un análisis de la aplicación del Código de nocturnidad, si hubo éxitos y fracasos si anduvo bien la cuestión de la educación, si hubo peleas y riñas dentro o fuera de los boliches», comentó Nielsen y agregó que entre las inquietudes presentadas están «los horarios de aperturas y cierre, autorizar a los menores de edad que puedan tener la posibilidad de ir a disfrutar con amigos dentro de un local bailable, vamos a ver como les cae la información a los empresariados».

Respecto a éste último punto, el concejal posadeño, manifestó que «está bueno darle la posibilidad a los adolescentes de contar con un lugar de diversión y encuentro, que no estén deambulando por la ciudad o en bares perdidos en los barrios». En esa línea, indicó que no se les venderá bebidas alcohólicas y también se analizará la presencia de los mayores en el mismo lugar, «podría ser días y horarios diferentes».

«Los jóvenes tiene derecho a divertirse sin alcohol los fines de semana, escucharemos a las partes», afirmó Nielsen y agregó que el otro reclamos por parte de los empresarios es la ampliación de horario, «es lógico están habilitados para abrir a las 1:00 y cierra a las 5:00 son cuatro horas nada más».

————————————————————————————————-

Por su parte Germán Holzer, propietario de El Fogón se refirió al tema. Reconoció que a pesar de los controles los menores siguen ingresando a los boliches, «por fin de semana impedimos el ingreso de unos 200 chicos en cada boliche, no voy a ser hipócrita igual acceden con documentación falsa».

Holzer señaló que hace tiempo propusieron a la Municipalidad posadeña, una carnet particular para los menores, en el cual se constante la autorización de los padres tramitado ante las autoridades comunales correspondientes. La iniciativa no tuvo mayor acompañamiento por lo que quedó sin ser aplicada.

«Nos propusieron que vuelvan la matiné, pero es un problema, queremos apoyarlos y darle una mano, entonces pensamos en hacerlo rotativo, un fin de semana en un boliche y al siguiente en otro, para que todos puedan acceder, sería hasta las 12:30 o 01:00 de la madrugada», comentó el propietario del local nocturno situado sobre la avenida Centenario de la capital provincial.

Al ser consultado sobre el por qué continúa la presencia de los menores en los boliches, a pesar de existir un ordenanza que lo prohíbe, Holzer, explicó que «muchas veces ingresan con documentos falsificados, la principal falla son los padres, nosotros no somos niñeros, rebotamos por fin de semanas a 200 chicos, que quedan deambulando por la noche, en nuestra zona hay seis locales y tratamos de trabajar en conjunto sobre el tema». En esa línea, también manifestó que es necesario mayor control policial sobre todo el horario de cierre de los locales bailables, donde se producen los inconvenientes entre los jóvenes.