Con este pacto, las empresas petroleras avanzarán en una nueva etapa de desarrollo de «El Orejano», el primer proyecto de shale gas del país, ubicado en la provincia de Neuquén y que cuenta con una superficie de 45 kilómetros cuadrados. El convenio permitiría triplicar para fines de 2016 la actual producción de gas del bloque, alcanzando los 2 millones de metros cúbicos diarios.

La compañía estadounidense se comprometió a invertir los u$s 500 millones el próximo año, monto que se suma a los u$s 350 millones que ya se concretaron, cuando suscribieron el primer acuerdo en 2013.

Macri celebró la firma del acuerdo por tratarse de «trabajo en conjunto entre una empresa argentina como YPF y una multinacional tan respetada como Dow». En ese marco, el mandatario señaló que el shale gas será un insumo fundamental para las «actividades industriales» de la firma extranjera en el país, lo que le permitirá, según sostuvo, «crecer, generar empleo y contribuir con el desarrollo argentino».

El Presidente subrayó que esta inversión «es particularmente bienvenida» porque «la situación energética hoy en el país es delicada».

Además de Macri, fueron testigos de la firma los ministros de Hacienda, Alfonso Prat Gay; de Energía, Juan José Aranguren; de Producción, Francisco Cabrera, y de Interior, Rogelio Frigerio, además del titular de YPF, Miguel Galuccio; el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis y el designado secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo.

En representación de Dow suscribieron Gastón Remy, titular de la región Sudamérica de la firma, y Alberto Laverán, director regional. También estuvo en el encuentro el embajador de Estados Unidos en la Argentina, Noah Mamet.

Fuente: Ámbito.