Osvaldo llegó como el refuerzo del verano a Boca, pero desde su llegada lo único que se vio de él fueron lesiones.

Todo comenzó en febrero último, cuando el delantero sufrió la fractura del quinto metatarsiano. Osvaldo nunca pudo recuperarse del todo, por lo que el médico Jorge Batista tomó la decisión de operarlo y, de este modo, ya no volverá a jugar hasta julio próximo.

Osvaldo regresó a Boca a comienzos de enero, jugó apenas cinco partidos (River -en el verano-, San Lorenzo, Atlético Tucumán, San Martín, de San Juan, y Lanús) y no marcó goles