La práctica de esta arte marcial posibilita el desarrollo de la calidad de vida física y mental. La utilización de este escenario artificial que se encuentra en cercanías al Parque de la Salud posibilita la elevación espiritual necesaria para la meditación.