La derrota con Nueva Chicago encendió definitivamente la alarma del descenso en Santa Inés y la principal preocupación del presidente Julio Koropeski, «es cumplir con todos los compromisos asumidos de aquí a la finalización del torneo». Por ello, la primera medida que anunció el titular colectivero es «bajar algunos contratos de jugadores profesionales esta semana debido a bajos rendimientos y para comenzar a equilibrar las cuentas». Todavía queda torneo por delante y matemáticamente Crucero tiene chances de permanecer en la elite del fútbol profesional, sin embargo Koropeski fue tajante: «Contra San Lorenzo nos ilusionamos todos por el rendimiento del equipo a pesar de la derrota, pero los mismos jugadores no entendieron que contra Chicago se jugaba una final, que era la última gran oportunidad de seguir alimentando esperanzas de salvarnos, sin embargo la respuesta fue nula». Y siguió: «Los jugadores tienen contratos firmados y por lo tanto poco les importa cómo hacemos en el club para reunir el dinero y pagarles. Entonces iremos bajando contratos para comenzar a equilibrar las cuentas y terminar la temporada sin deudas», puntualizó.

La decisión del presidente alcanzaría esta semana a cuatro o cinco futbolistas a los que se le comunicará la decisión y se les abonará el contrato. Esto le permitirá al club, además, rescindir contratos de alquiler de los jugadores que no seguirán en el plantel. «La elección de los nombres será por bajo rendimiento y por poca participación en el torneo. Y la lista se agrandará a medida que transcurra el torneo y continúen mostrando el mismo nivel que mostraron ante Chicago», dijo el máximo responsable de la institución.

Por último, Koropeski manifestó que «voy a conversar con el cuerpo técnico para que comiencen a tener más rodaje los chicos del club, los que se van a quedar con nosotros y puedan jugar los partidos más importantes que se vienen, como River, Boca, Independiente y Racing. Hay algunos jugadores que sólo están esperando esos partidos y quizás ni lo jueguen».