Macri, quien estaba acompañado por la vicepresidenta Gabriela Michetti y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, apuntó que se «ha generado una inflación que el Gobierno anterior se preocupó más en ocultar que en resolver» y recordó que durante su campaña electoral se había «comprometido a cuidar a los argentinos» y remarcó que «la inflación es algo que hace mucho daño a quienes menos tienen».

En esa línea, garantizó que «se está trabajando para que en 2016 y 2017» la inflación se reduzca a «un dígito».

Macri contó que «desde la semana pasada» está en la tarea de «poner la Argentina en marcha, en habilitar la capacidad de crecimiento y producción» y agregó que «hay optimismo».

El jefe de Estado expresó que «se va a generar actividad por todo el país y van a crearse nuevos empleos».

Asimismo, afirmó que «hubo algunos deslizamientos de precios de la canasta básica» y en la tarea de encarar ese tema «trabaja el Ministerio de la Producción con los empresarios» para que «esta transición sea lo más ordenada posible».

Por eso, anunció el «aporte de 400 pesos a todos los chicos que tienen la Asignación Universal por Hijo» buscando «contener y ayudarlos con la canasta navideña para los próximos días», algo de lo que se ocupará el Ministerio de Desarrollo Social junto a la Anses y que tendrá un costo fiscal de 3.300 millones de pesos.

En cuanto a la situación del empresariado frente a las nuevas medidas, Macri respondió: «Estamos conversando, hay un buen espacio de trabajo, tenemos optimismo; en caso de que no veamos el acompañamiento que necesitamos para recorrer esta transición abriremos la importación para corregir los precios».

En ese sentido, reiteró que se está en la tarea de «cuidar el trabajo que tenemos y empezamos a generar nuevos trabajos».

En ese marco, el jefe de Estado hizo hincapié en cómo la inflación afecta al salario. «Antes la misma tarea no pagaba impuestos a ganancias. Es injusto que se les esté cobrando Ganancias».

Consultado por los periodistas acerca del pedido de otorgar un bono navideño por parte de las diferentes centrales obreras, Macri subrayó: «El gobierno nacional no está en condiciones debido a la situación» económica con que se encontró, y añadió que «en el sector privado dependerá de cada empresa y de cada situación».

Además, sobre las paritarias reveló que «se está comenzando a conversar con los gremios» sobre la base de «defender el trabajo de los argentinos, de cuidarlo».

A continuación, Macri dijo que «frente a los pronósticos que había sobre la salida del cepo (cambiario), nos hemos liberado de este mal parche, de esta traba que impedía crecer, y se ha hecho bien, en un ámbito de crecimiento nuevo».

«Tenemos que sentarnos y crear reglas de juego, para que podamos crecer; los problemas que hoy parecen enormes, parecerán más chiquitos», confió.

La Asignación Universal por Hijo se instrumentó en 2009 y en la actualidad alcanza a más de 3,6 millones de niños y niñas en todo el país.

Fuente: Télam.