El ministerio de salud decidió suspender la entrega de los kits del Plan Qunita, que había sido impulsado hace casi siete meses por el gobierno de Cristina Kirchner.

Esta decisión se basa en un informe del INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial) sobre la seguridad que ofrecen los dispositivos que están en el programa, en particular las cunas y bolsas de dormir. Pero en lugar de tomar este informe y en todo caso mejorar el plan para brindar igualdad, se decide una vez mas suspender un beneficio para los mas necesitados.

Desde la cartera que dirige desde diciembre Zulma Ortiz anticiparon que: «Nación le envió un informe a la ministra con motivo de que se decidió suspender el programa».

La Subsecretaría de Atención de Primaria de la Salud y la Secretaría de Promoción de Programas Sanitarios y Salud Comunitaria solicitaron a la ministra bonaerense que «por motivos de precaución tengan a bien cesar la entrega de las cunas y las bolsas de dormir que integran el kit y de arbitrar los medios necesarios a fin de que los hospitales bajo su dependencia preventivamente tampoco hagan entrega de esos dos items integrantes del kit (por las cunas y bolsas de dormir) en caso de que los hubiera recibido».