El martes último, el Ejecutivo alemán había decidido dar vía libre al operativo militar, de un año de duración -aunque renovable- y con un presupuesto de 134 millones de euros centrada en labores de reconocimiento, seguridad y logística, lo que excluye los bombardeos.

En la votación en el Bundestag, de los 598 sufragios emitidos, 445 respaldaron la posición del gobierno, frente a los 146 votos en contra y las siete abstenciones registradas, informó la agencia de noticias EFE.

Por su parte los dos partidos de la oposición, La Izquierda y Los Verdes, indicaron durante el debate previo que votarían en contra al considerar equivocada la premura del gobierno, además de subrayar que «el terrorismo internacional no se soluciona con bombardeos» y que la misión carece de plan y objetivos.

El gobierno alemán, a su vez, argumentó que la máxima instancia de la ONU, el Consejo de Seguridad, aprobó recientemente, luego de los atentados de París del 13-N, una resolución propuesta por Francia que declaró al EI «una amenaza a la paz mundial y a la seguridad internacional».

Apuntó también a «su violento ideario extremista y salafista, sus acciones terroristas y sus persistentes ataques graves, sistemáticos y extendidos contra civiles, así como su reclutamiento y entrenamiento de combatientes extranjeros».

En concreto, el despliegue alemán en Siria incluirá hasta 1.200 soldados, seis cazas de reconocimiento tipo Tornado, un avión nodriza de abastecimiento en vuelo y una fragata para proteger al portaaviones que Francia envió al mediterráneo oriental.

De esta manera, Merkel responde así en apenas una semana a la petición de ayuda en Siria que le planteó el presidente francés, Francois Hollande, luego de los ataques del EI en París del 13 de noviembre, que dejaron 130 muertos y casi 370 heridos.

En este contexto, Alemania se ha comprometido asimismo a enviar 650 soldados más a Mali -que se sumarían a los 200 ya desplegados en ese país africano- y 50 a Irak, que respaldarían a los 100 que vienen operando en ese país.

Fuente: Télam.