El juez de Instrucción Uno, Marcelo Cardozo, sumó a la investigación a la Secretaría de Apoyo para las Investigaciones Complejas (Saic).

En este momento, la pesquisa se centra en establecer los puntos de contacto que hay entre el caso mencionado y el otro que se registró en enero y que tuvo como víctima a una universitaria, también eldoradense, que dormía en un albergue de la calle San Luis cuando la atacó un pervertido.

Para este trabajo, se indaga si las jóvenes tienen conocidos en común, qué circulo de amistades integran y cuáles son sus rutinas.

Los peritos levantaron rastros de semen en el cuerpo de la chica y en las sábanas incautadas en el apartamento de Tucumán y Sáenz Peña. De allí se obtuvo material para la realización de un ADN. Esas muestras fueron remitidas a Buenos Aires y allí los genetistas establecerán el patrón del violador.

La Justicia misionera ya tiene el perfil genético del autor de la violación de enero, por lo que apenas lleve el nuevo estudio, se llevará adelante el cotejo.

Por ahora, la esperanza se centra en lo que arroje el laboratorio, porque en la mira aún no hay sospechoso alguno.

Fuentes judiciales confirmaron que la víctima del caso ocurrido el 10 de marzo último ya declaró ante el juez Cardozo. No aportó mucho más de lo que le contó a la Policía.

Que descansaba en la parte inferior de una cama cucheta del departamento del primer piso, cuando apareció desde el ventanal que da a la calle un delincuente al que no le pudo ver el rostro, porque estaba oscuro y además el malviviente se lo había cubierto.

La chica, de 20 años, detalló que el criminal estaba armado con un cuchillo y que luego de inmovilizarla, la sometió sexualmente.

Además del caso de enero, donde un violador atacó de un ladrillazo a una universitaria de 20 años para luego ultrajarla, se conoció de un antecedente similar: en 2013, una joven que se encontraba en un departamento de la calle Junín, al lado de una guardería y cerca de la plaza San Martín, fue víctima de un abusador que actuó de la misma manera, trepó hasta el departamento donde ella se encontraba y la violó.