Sostuvo que la juventud está atravesando un momento difícil. La ordenanza prohíbe a los menores de 18 circular en la vía pública a partir de las 12 de la noche. La policía lo acompaña hasta su domicilio, o se los llama a los padres. «Un chico de esa edad o trabaja o estudia, no puede andar por las calles», afirmó.
El jefe comunal dijo que esta medida se tomó tras varias reuniones con padres, docentes y toda la comunidad. «Veníamos por buen camino y esto hecho en la escuela nos sorprendió», señaló.
Observó que hace un tiempo atrás los chicos que consumían buscaban esconderse, en cambio hoy lo hacen con plena libertad, como si fuera algo normal. «Eso nos asusta, nos desespera a nosotros», manifestó.
El intendente convocó a una reunión para mañana a las 8:30 a docentes, padres y estudiantes para ver cómo detener este crecimiento de la droga en los jóvenes. Consideró que es fundamental arrancar con la familia, y que cada uno de su lugar aporte lo suyo.
Lukowski desconoce de donde viene la droga. Pero alguien las trae, dijo.