La iniciativa comenzó a funcionar el año pasado a través de charlas informativas y de concientización a los chicos en las escuelas, a sus padres y docentes. Seguidamente, se les entrega un kit de cepillos de dientes y pastas. Del total de estudiantes, se seleccionan algunos para que el equipo profesional de la APTM se encargue de realizarles un seguimiento y de incentivarlos así a que adquieran el hábito de cepillarse los dientes de manera correcta para prevenir enfermedades bucales.

En una primera etapa se comenzó a trabajar en la zona de San Pedro, San Vicente y El Soberbio. El total de chicos en las diez escuelas seleccionadas es superior a 1700, comprendiendo los niveles inicial, primario y secundario rural en algunos casos. El número de niños comprendidos directamente en el programa es de 250 y teniendo como base un grupo familiar compuesto por cuatro integrantes se puede decir que se está trabajando indirectamente con las charlas y material audiovisual sobre una población de 7000 personas.

Luego se abarcó Piñalito, Comandante Andresito, San Antonio, Panambí, Colonia Aurora, y se continuará en otras zonas de la provincia.

El objetivo es mejorar la salud bucal de las familias tabacaleras a través del conocimiento de medidas de prevención y de la incorporación de hábitos saludables.

El odontólogo a cargo del programa, Roberto Ortega, destacó la respuesta de las comunidades ante la iniciativa como así también la acertada decisión de la asociación de apostar a una propuesta que generará resultados a largo plazo.