Francisco también resaltó el trabajo para alcanzar el «progreso por la senda del crecimiento económico» y destacó cómo se han dado «pasos importantes en el campo de la educación y la sanidad».

Miles de paraguayos saludaron entusiastas el paso de Francisco a bordo del Papa móvil que circuló por calles y avenidas los 13 kilómetros que separan al aeropuerto internacional Silvio Petirossi de la Nunciatura.

Banderas paraguayas, episcopales y argentinas dieron color al día gris con lloviznas que hubo en la jornada del viernes y tampoco faltaron aquellos que llevaban las camisetas de la Selección Argentina y del Club San Lorenzo de Almagro, incluso un disfrazado de «cuervo» pudo entregarle una en propias manos.