Con el voto del oficialismo, los aliados radicales de Vanguardia y los votos críticos del massista Ramón Velázquez y Héctor «Cacho» Bárbaro, se sancionó el cálculo de gastos y recursos por 33.629.679.000 pesos, lo que representa un incremento del 42,8 por ciento respecto del actual.

El presupuesto contiene 40 millones de pesos para el boleto estudiantil gratuito, 600 millones para brindar créditos para pequeñas y medianas empresas -una propuesta de campaña del gobernador electo Hugo Passalacqua- y los recursos para la creación de los ministerios de Industria y Deportes y las secretarías de Energía y de Agricultura Familiar. El 54 por ciento de los recursos está destinado a las áreas sociales, con la educación como prioridad, seguida por la salud y el desarrollo de la economía.

La sesión, última antes del recambio de diputados y autoridades, fue seguida desde los palcos por grupos de estudiantes y una nutrida delegación de ex conscriptos que recibieron una compensación inédita en el país.

Pese a que la oposición había votado a favor de la ley del Boleto Estudiantil gratuito y la creación de un subsidio para ex conscriptos que fueron movilizados a la guerra de Malvinas en 1982, la alianza entre el PRO, la UCR y Trabajo y Progreso, votó en contra del presupuesto.

La alianza macrista funcionó a coro en la Legislatura. Claudio Wipplinger cuestionó «la falta de seriedad en el tratamiento» del proyecto que permitió incluir los recursos para el boleto estudiantil.

El legislador de Trabajo y Progreso se apropió del discurso de Mauricio Macri y advirtió que «no quiero ser Venezuela que vive en una pobreza tremenda donde no se acepta el disenso».

El radical Germán Bordón cuestionó como es tradición, «las facultades delegadas» al Poder Ejecutivo y recordó que «el país votó un cambio».

Sin embargo, Alfredo Schiavoni, el representante PRO puro en la Legislatura fue más cauto y pidió quitar «dramatismo» al debate. De todos modos, votó en contra.

La legisladora de Vanguardia, María Losada, que acompañó la sanción del presupuesto, recordó en cambio que «el cambio se votó en el país» y que en Misiones, la Renovación y el propio Daniel Scioli ganaron el 25 de octubre y el 22 de noviembre. «Discuten cuestiones de forma y no de fondo», acusó la diputada radical, quien de todos modos, votó en contra del artículo que le permite al gobernador modificar partidas.

El presidente de la Cámara, Carlos Rovira, quien cerró el debate, sostuvo que el presupuesto representa lo que votó la sociedad misionera el 25 de octubre y que las leyes deben «defender al hombre de carne y hueso».

Y refutó el argumento opositor sobre las facultades delegadas al advertir que la propia Constitución provincial fue votada «incumpliendo y violando algo mucho mayor que lo que se quiere objetar, que es la voluntad popular». En ese sentido, el ex gobernador recordó que el peronismo estaba proscripto y el radicalismo se retiró del parlamento antes de votar la Constitución. «Al lado de este texto está la historia que no se puede borrar», advirtió.

Rovira sorprendió al revelar que sugirió a los legisladores nacionales de la Renovación que apoyen «por lo menos durante un año las leyes que proponga el nuevo Presidente». «No debe haber contradicción, sino plena coherencia en el deseo de lo mejor para la Argentina y Misiones. No rompamos la iniciativa», concluyó.

El presupuesto legislativo, en tanto, fue aprobado por unanimidad y contiene 469.732.500 pesos, uno más que el proyectado inicialmente, ya que se incluyeron partidas específicas para el pago de honorarios a los futuros integrantes de la comisión parlamentaria contra la Tortura, en virtud de la ley que ya había sido sancionada.