El gobernador de la provincia, Hugo Passalacqua, ordenó el jueves una auditoría externa a la empresa Electricidad de Misiones SA (Emsa) en el marco de una batería de medidas e instrucciones de durísimo tenor dirigidas al presidente de la prestataria provincial, Sergio Ferreyra.

La auditoría, que le fue comunicada al funcionario clossista por nota formal ingresada por mesa de entradas de la distribuidora de energía, sin embargo no implica una marcha atrás con el «tarifazo» que impactó en la economía de los usuarios y que por ahora sigue vigente.

A partir de la recepción de la misiva, el directorio tiene 72 horas para remitir un informe sobre «el estado de adopción de las medidas instruidas».
Además de informarle a Ferreyra sobre la decisión de auditar sus números, el primer mandatario también lo instruyó para que «arregle» la empresa y sus catastróficas finanzas.

Ferreyra deberá reducir a menos del 18% las pérdidas de energía que se producen por ineficiencia; deberá modificar «de inmediato» los mecanismos de toma de estado de los medidores para asegurar la correcta lectura de los consumos ; y colocar medidores comunitarios que posibiliten el acceso a la energía para las familias de condición humilde.

También deberá disponer, siempre «en forma inmediata» según la nota remitida, de un «mecanismo permanente de contención del gasto y medidas de ahorro tendientes a eliminar aportes de Rentas Generales de la provincia».

Desde afuera

La auditoría externa que pondrá en marcha el Gobierno sobre las oscuras cuentas de Emsa, estará a cargo del Consejo de Profesionales de Ciencias Económicas de la provincia, institución que determinará «los mejores mecanismos y la selección de los profesionales» que realizarán la faena.

En tal sentido, el gobernador instruyó al Directorio «a adoptar todas las medidas internas a fin de que dicha auditoría se lleve adelante conforme a las pautas prácticas y técnicas que se establezcan, prestando toda la colaboración necesaria y allanando todos los obstáculos que se pudieran presentar».

Pérdidas inviables

La batería de directivas que le comunicó Passalacqua a Ferreyra también hizo foco en la necesidad de «adoptar de inmediato un plan de acción con el objeto de lograr una rápida reducción de la pérdida mensual de kilowats, de manera que se encuadren dentro del parámetro admitido por Cammesa, de un máximo del 18%».

Contención del gasto

Las directivas también apuntan a la necesidad de que la prestataria y sus funcionarios de alto rango frenen los gastos superfluos que derivan en un «rojo» anual de 500 millones de pesos en promedio, producto de altísimos «costos administrativos» que podrían tener origen en una pésima gestión de los recursos, en altos niveles de corrupción o en la existencia abusiva de una importante cantidad de «ñoquis» que cobran y no trabajan.

Passalacqua le ordenó al Directorio que todo gasto que se decida realizar esté previamente autorizado por el «Gerente de Finanzas» como «requisito de validez».

Según el primer mandatario, la meta es que la provincia deje de hacer los millonarios aportes de Rentas Generales para sostener los gastos de la prestataria, un mecanismo adoptado por el anterior gobernador Maurice Closs y por el cual se derivaron cientos de millones a las cuentas de la deficiente «caja» política.

La fuerte apuesta del primer mandatario llega tras una movilización histórica de los usuarios que sostuvieron masivas marchas de protesta en distintas localidades por el impacto del «tarifazo» en las boletas de febrero que derivó en incrementos de hasta un 300%.

Pero también llega apenas horas después de que se conociera el último acuerdo salarial entre Ferreyra y el gremio de Luz y Fuerza que conduce Héctor «Cachilo» Rodriguez, consistente en un incremento salarial del 35% para los trabajadores eléctricos.

El acuerdo se hizo público en medio del fuerte malestar social y a días de que el propio Passalacqua lograra cerrar con la Unión de Personal Civil de la Nación (Upcn)?una recomposición del 25% para los empleados públicos misioneros.

Fuente: Primera Edición.